Deben ser mentores las empresas?

Porqué las empresas deben ser mentores

Debemos ser mentores, porque cada uno de nosotros somos los protagonistas de nuestra película. No queremos que nadie ni nada se interponga en el argumento de nuestra historia. Por lo tanto, cualquier atisbo de robo de protagonismo nos lo tomaremos como un ataque y rechazaremos cualquier ayuda, aunque sea bien intencionada.

Los grandes se quedan en un segundo plano

Hollywood es un gran escaparate de historias que siguen un patrón. Sin embargo, este patrón nos engancha porque replica nuestras historias, aunque sea a su modo. Pero a pesar de las diferencias, nos podemos sentir reflejados en el personaje que se muestra en las grandes pantallas.

Fíjate en la típica historia de superación en que un gran maestro enseña a un aprendiz. El maestro, siempre lo vigila y lo guía desde un segundo plano. Y aquí está el secreto. No le está robando el protagonismo al aprendiz, que en su día a día lucha para conseguir ser mejor. Y por lo tanto, recibe de buen agrado cualquier consejo de su maestro.

Porqué las empresas deben ser mentores

Las empresas deben ser los mentores

Para el cliente, una empresa ganadora debe ser un referente en el sector en el que trabaja. Pero a parte, dicha organización, debe comportarse como tal.

Para satisfacer al cliente debemos aportarle valor desde un segundo plano. Nunca debemos robarle protagonismo, ya que nos tomará como una amenaza y nos rechazará.

Céntrate en su historia

Cuando tu cliente entre por la puerta, céntrate en su historia. Y a partir de ella, encuentra la forma de aportarle el máximo valor. Eso le transmitirá confianza y simpatía. Y el hecho de que consigas ayudarle con su objetivo, te va a dar autoridad. Es decir, que al final, vas a conseguir las 3 patas principales de cualquier negocio. Simpatía, confianza y autoridad.

Todas las historias necesitan un mentor, y ser tú quien ocupes este lugar hará que tus clientes se fidelicen. Por lo tanto, una vez más, conseguimos una relación win-win, el único tipo de relación beneficiosa para ambas partes a largo plazo.

Porqué las empresas deben ser mentores

Conviértete en un referente

Aporta valor desde el primer momento y no esperes la venta inmediata. Este es el gran secreto de éxito de cualquier empresa. Ayuda de forma desinteresada a tus clientes y sin forzar el cierre de la venta. El hecho de que aportes valor sin pedir nada a cambio hará que el cliente queda en deuda contigo y se vea más comprometido a adquirir tus productos o servicios. No es que le condiciones, pero si le han funcionado tus consejos, aportaciones y contenidos que le has aportado no le estás dando ninguna razón para que no termine dando el paso y así puedas cerrar la venta.

A veces, la industria o el paradigma actual nos obliga a sacar nuestro lado más agresivo, sin embargo, no siempre es el mejor. Quedarnos en un segundo plano puede ser el secreto de nuestro éxito. Por supuesto deberemos ser proactivos y activos según el momento. Pero debemos dejar que el cliente sea quien protagonice la historia.

 

Si quieres más contenido de valor también puedes visitar el canal de youtube!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com