Vivimos a contrarreloj, en un frenesí constante. Llevamos una vida zombie con el piloto automático puesto las 24 horas del día, los 365 días del año. Simplemente, estamos perdiéndonos nuestra propia vida, nuestras propias experiencias.

Por esto es tan importante el Mindfulness. Y el mindfulness es más importante de lo que pensamos, y es más presente de lo que creemos.

Debemos ser conscientes

Suena el despertador, lo apagas y haces un poco el remolón en la cama, pero te terminas levantando. Te duchas con el tiempo justo, te aseas, coges algo de comer de la cocina y sales de camino a la oficina.

De camino, no te paras a contemplar el parque que cada día atraviesas en medio de la ciudad. Llegas a la oficina, te sientas en la silla de tu oficina y empiezas tu jornada laboral.

Mindfulness

Durante esta última hora no has sido consciente de nada. Has estado pensando en la reunión que tienes esta mañana con un cliente importante.

Después de la reunión, te vas a comer con los compañeros, pero todos estáis con el móvil hablando con el cliente del Deathline de finales de semana y termináis comiendo con prisas para volver en la oficina para terminar el proyecto a tiempo.

Llegas a casa, abatido y solo quieres tumbarte en el sofá, volver a comer cualquier cosa de comida para apaciguar tu estomago hambriento y finalmente irte a la cama.

Llegas a casa, abatido y solo quieres tumbarte en el sofá, volver a comer cualquier cosa de comida para apaciguar tu estomago hambriento y finalmente irte a la cama.

Has quemado un día entero de tu vida. Y a pesar de todo…. No eres consciente ni de la mitad de cosas que has hecho. No has disfrutado de la comida con tus compañeros. No has disfrutado de tu paseo desde tu casa hasta tu oficina cruzando el principal pulmón verde de tu ciudad.

Mindfulness

Y lo peor de todo, es que a pesar de llegar a casa con tu familia después de todo el día sin veros, no has podido disfrutar de su compañía ya que estabas ausente.

Debemos conocernos a nosotros mismos

El día tiene las mismas 24 horas para todos. Y como ya sabes, hay gente que le sabe sacar todo el partido a cada una de esos 1440 minutos. Y en cambio hay otros que van al salto de mata.

Por lo tanto, el principal objetivo que debemos conseguir es una mejor organización y estructuración de nuestro activo más preciado. El tiempo.

Una vez consigamos delimitar cada período y destinarlo en una cosa en concreta, ya habremos dado el primer paso hacia una vida más consciente. Por supuesto, este paso conlleva eliminar por completo el multitasking.

Una vez hagamos una sola cosa a la vez, debemos ser conscientes de ello. Por lo tanto, debemos poner nuestros 5 sentidos en ello. Y da igual lo que estemos haciendo. Da igual si solo estamos tomando un vaso de agua, estamos fregando los platos con nuestra pareja después de cenar o simplemente estamos caminando por en medio del parque de camino de vuelta hasta casa.

El mindfulness se trata de ser conscientes de cada una de nuestras acciones diarias. Si nos estudiamos continuamente, podemos conocernos más y mejor. Con lo cual, podremos entender nuestras propias reacciones, emociones y pensamientos ene cada momento.

Tan solo 10 minutos

Como hemos dicho antes, el día tiene 1440 minutos. Pues yo solo te pido que saques 10 minutos de estos 1440 minutos. Esos 10 minutos, deben convertirse en tu más preciado tesoro. Son 10 minutos para ti y nada más. Puede que encuentres egoísta reservarte 10 minutos al día, 70 a la semana, 3650 minutos al año. Sin embargo, piensa seriamente a qué dedicas el resto de minutos. A tu trabajo, a cumplir los objetivos de tu empresa, a desplazarte de tu casa a la oficina…

Mindfulness

Entonces, una vez hayas encontrado estos 10 minutos, utilízalos para practicar el mindfulness.

El mindfulness es para todos, también para ti

Pensarás que contigo no va esto de ponerte en la posición del Loto y dejar la mente en blanco. Pensarás que no es para ti la meditación. Sin embargo, dejame decirte que vas muy equivocado. Es para ti y para cualquier persona que este pisando el suelo.

Te va a permitir desconectar de tu estresante día. Te va a permitir estar más consciente durante el día con lo cual, vas a conseguir ser más productivo y enérgico y terminando tener una buena jornada. Por supuesto, tu vida social lo va a agradecer ya que van a sentir que estás allí presente y no pensando en tus proyectos profesionales.

Por supuesto, hay muchas formas de meditación, sin embargo, creo que entrar en estos detalles nos ocuparía un post entero. Pero sin embargo, te dejo un pequeño libro que te va a ser de gran ayuda.

¿Tú ya haces mindfulness?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies