Llega el fin de semana, y queremos aprovechar nuestro tiempo libre al máximo. Hemos estado dándolo todo durante la semana y ahora queremos disfrutar de nuestros hobbies, salir con los amigos, etc. Sin embargo, también es momento para recargar las pilas

Sí, por supuesto tienes derecho de disfrutar de tu tiempo libre y aprovecharlo como tú quieras. Sin embargo, debes tener en cuenta una cosa. Tu cuerpo, también necesita tiempo para él. Aunque durante el fin de semana no hagas cosas que estén relacionadas con el trabajo, le vas a pedir que continúe rindiendo al máximo para poder salir de fiesta hasta tarde con los amigos y quieres pasártelo bien con ellos.

Tu cuerpo es una máquina, y para que pueda funcionar a pleno rendimiento cuando se requiera, debemos hacerle un mantenimiento. Debemos cuidarlo. Por lo tanto, no podemos estar todos los días de la semana sin descanso. Y el fin de semana es una buena oportunidad para recargar las pilas.

 

Cuida de tu cuerpo, cuida de tu mente

Debemos pensar que el cuerpo es todo uno. Si no estamos descansados mentalmente no rendiremos al 100% físicamente y a la inversa ocurre lo mismo. Por lo tanto, no basta con cuidar una parte de él.

El cuerpo es lo único que tienes durante toda la vida. Por lo tanto, para que te dure con las mayores condiciones hasta tus últimos días, tienes que mimarlo al máximo.

Descanso para la mente

El mindfulness se ha puesto en voga de todos últimamente, y es que por fin, las grandes empresas se han dado cuenta, que la mente es muy importante. Si salimos de una reunión importante, donde hemos tenido que debatir mucho, saldremos agotados. Por lo tanto, tener tiempo para despejar la mente es muy importante.

Para ello hay diferentes trucos para conseguir recargar la mente de energía y en muy poco tiempo.

Si tenemos espacio y tiempo adecuados para ello, podremos hacer una sesión de meditación de 5 minutos. Debemos encontrar una zona tranquila donde nos aseguraremos que nadie ni nada nos puede distraer. Simplemente tenemos que despejar la mente de cualquier idea o pensamiento y centrarla en algún punto, como puede ser la respiración.

Eso relajará la mente y el cuerpo. También nos permitirá ganar energía para continuar afrontando el día como si nada.

La importancia de recargar pilas

En caso de que no tengamos ningún espacio para aislarnos, podemos salir un momento a dar un paseo por algún parque colindante. Eso oxigenará nuestros pulmones con aire limpio y refrescará nuestra mente.

Además, intenta planificar tu día alternando tareas complejas con otras más sencillas. De esta forma, no dejarás de avanzar hacia tu objetivo, pero al mismo tiempo, permites a la mente desconectarse.

Cuando hagas las tareas del día, haz una detrás de otro. La multitarea es un mito que simplemente hace volvernos ineficientes, con lo cual tardamos más en hacer las mismas cosas y nos obliga a estar más pendientes y consumir más recursos.

La memoria es limitada, por lo tanto, como menos cosas guardemos en ella mejor. Lo mejor, es que extraigas cualquier contenido de ella como pueden ser recordatorios, ideas que te vienen a la memoria, etc. De esta forma, no la obligarás a retener una idea en ella y le permitirás que descanse.

 

Descanso para el cuerpo

La siesta, tan arraigada para algunos, está demostrada que si es de entre 15 o 20 minutos, regenera </br>el cuerpo de forma extraordinaria. Si se supera este tiempo, se llega al sueño profundo y entonces es contraproducente.

Una vez más, se agradecerá poder echar una siesta en alguna sala aislada de la oficina o en el propio escritorio donde trabajamos. A veces, una parada en boxes es mucho mejor que seguir la carrera sin parar. Una vez salgamos, estaremos más frescos y atentos para los nuevos desafíos que nos depara la jornada.

También nos ayudará un cambio de tarea, una pequeña charla con algún compañero para cambiar la monotonía del día.

Llegamos a casa, hacemos la cena y nos enganchamos a la última serie que han estrenado, y no nos podemos despegar hasta que el sueño nos vence. Para entonces, ya son la 1 o las 2 de la madrugada, y nos tenemos que levantar a las 7 para ir a trabajar. Por supuesto, cada uno tendrá su ciclo de sueño y necesitará más o menos horas para poder rendir el día siguiente. Sin embargo, garantizar un buen sueño durante la noche hará que lo agradezcamos el día siguiente. Por lo tanto, intentemos ir a dormir relativamente pronto el día anterior.


Automatiza

Automatiza todo lo que puedas, esto puede ser aplicable tanto para la mente como para el cuerpo. Todo lo que se pueda hacer con una máquina, no lo tendrás que hacer tú y por lo tanto, tendrás tiempo para descansar o para hacer tareas más importantes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies