Con la llega del mes de diciembre, llegan las comidas familiares, las fiestas navideñas, las compras de última hora, los encuentros, las reconciliaciones, etc. Pero no queda sólo aquí. También llega una gran oportunidad.

Es el final del año, y el preludio del año entrante. Con lo cual, durante estos 31 días, todo lo que hagamos lo condicionará todo.

Durante este mes tenemos la oportunidad de hacer balance del año que dejamos atrás. De valorar lo que se ha hecho bien, lo que se ha hecho mal y estudiar en qué tenemos que mejorar.

 

Por supuesto, también es momento de celebrar con la gente más cercana las victorias conseguidas durante estos 365 días y descansar del duro trabajo.

 

Y esas victorias, nos tienen que servir para tomar con fuerza y ánimos los retos que nos propongamos durante el siguiente año.

 

Este mes es crucial, porque en función de las valoraciones que saquemos de este 2018, enfocaremos de un modo u otro el 2019.

 

Ahora mismo tenemos un lienzo en blanco, una gran oportunidad para planificar los 12 meses que tenemos por delante. Esto nos servirá para marcar un rumbo, para marcar un camino que tendremos que seguir durante el siguiente año. Por supuesto, puede sufrir algunas modificaciones, pero nunca debemos perder el norte y ser constantes a pesar de las dificultades que nos podamos encontrar en el camino.

Diciembre estamos delante un mes crucial

Esta planificación debe estar realizada correctamente, ya que podemos planificar nuestro éxito o nuestro propio fracaso. Por este motivo, es crucial validar, verificar, y medir los resultados. De este modo, podemos cambiar el rumbo a tiempo y sortear esos peligros que nos separan de nuestro objetivo.

 

Pero, recuerda, nunca debemos cambiar el objetivo que queremos conseguir.

 

¿Cómo ha ido el 2018?

Valóralo con el corazón en la mano. Es muy difícil que todo haya ido como estaba planeado. Que hayas obtenido todos los objetivos planeados. Y de ser así, plantéate si te estabas exigiendo por debajo de tus posibilidades. Siempre debemos exigirnos un poco más de lo que estamos acostumbrados, y así nos obligamos a nosotros mismos a salir de la zona de confort.

Diciembre estamos delante un mes crucial

Por lo tanto, haya como haya ido ese 2018 debemos ser críticos con nosotros mismos. Y si por lo que sea, hemos tenido un año extraordinario, debemos conseguir que el 2019, a pesar de todo, sea aún mucho mejor.

 

¿Cómo te planteas ese 2019?

Ten en mente que tienes 12 lienzos en blanco que como los utilices todo depende de ti. Por lo tanto, tienes una gran oportunidad delante tuyo. Sé realista, sé ambicioso, sé optimista, sé desafiante.

 

Organízate estos 365 días, en objetivos, en metas, en tareas, en eventos a los cuales hay que asistir. Este trabajo previo te ahorrará después muchas horas de planificación.

Diciembre estamos delante un mes crucial

 

Por lo tanto, míralo como una inversión a un año vista. Al final, lo agradecerás.

Y tú qué retos te planteas para este 2019? Qué objetivos te has marcado?


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies