Simplemente quiero hacerte una pregunta: ¿Eres imprescindible?

Formas parte de un gran sistema de engranajes sin importancia y totalmente reemplazables o eres un eje, un artista que eres único en tu organización?

¿Eres imprescindible?

Para tu seguridad laboral te recomiendas que te conviertas en un eje si aún no lo eres. Somos más de 7 mil millones de personas en el mundo. ¿Qué te hace diferente del resto? ¿Por qué tú y no el de tu lado?

Seth Godin, en su libro ¿Eres imprescindible? nos hace estas preguntas que nos harán replantear el paradigma del trabajo actual. ¿Eres una vaca púrpura o una simple vaca cualquiera? ¿Eres tan mediocre que un simple robot te puede sustituir? ¿Dónde está tu arte?

 

¿Eres responsable? ¿Sólo te limitas a hacer tu trabajo? ¿Y el resto, quién lo va hacer? ¿Y si no se hace, quien saldrá penalizado?

 

Desgraciadamente, el sistema educativo actual nos educa para trabajar en las fábricas. Para ser piezas de un gran engranaje. Piezas reemplazables por otros humanos, mediocres, igual que nosotros. Tan mediocres, que simplemente pueden ser remplazados por un robot, sin sentimientos, sin aspiraciones. Tú quieres ser eso? No tienes aspiraciones? No tienes sentimientos?

 

Pues sólo tienes una opción, conviértete en eje, se toda una vaca púrpura. Sé único, sé especial, sé diferente. Se imprescindible. Haz que valga la pena trabajar contigo. Ofrece el máximo valor, demuestra el artista que llevas dentro. Saca toda tu pasión.

 

Y por supuesto olvídate del mapa. Olvídate de tener un camino a seguir. Tú eres el responsable de abrir el camino. De abrirte tu propio camino. Si sigues un camino existente, vuelves a ser mediocre. Cualquiera puede seguir un camino marcado. Debes aventurarte a trazar tu propio mapa, a descubrir nuevas formas de hacer lo mismo y poder marcar la diferencia.

¿Eres imprescindible?

Si eres un eje no vas a necesitar currículo. Los buscadores de Internet y el propio Internet va a ser tu propia carta de presentación. Si eres un eje no necesitarás presentaciones. ¿Toda una ventaja, no?

 

Pero sobretodo, que tu resistencia no te asuste, no te detenga. Haz que el lagarto que llevamos dentro esté lo más oculto posible y tu cerebro reptiliano lo más apagado posible. No sabotees tu propio éxito.

 

Ser imprescindible es imprescindible en la época actual. Somos demasiados, hay demasiada competencia y tenemos que diferenciarnos de alguna forma. Y el precio no es siempre la mejor solución. Ya que una batalla de precios es una batalla a muerte. Y nadie quiere esto.

 

Busca llegar a la gente, busca que la gente quiera trabajar contigo, conecta con tus clientes y compañeros. El conocimiento hoy en día no es nada, porque está al alcance de todo el mundo. Pero si conectas este conocimiento, con la pasión que hay dentro de cada artista, de cada uno de nosotros. Te volverás imprescindible.

 

Como ves, Seth Godin, como muchos otros autores, tiene varias pepitas de oro en sus libros, como el que vimos en el artículo anterior, Tribus. Y es que, leer te catapulta al siguiente nivel. Aprovechar todas estas pepitas de oro que nos regalan esos grandes autores es crucial para tener éxito.

 

Te animo a leer. Te animo a crecer. Te animo a que des lo mejor de ti y te conviertas en imprescindible. Es tu única opción. Es tu salvación para tener una mejor vida, mayor éxito y mejor futuro. Godin lo deja muy claro en su libro y después de esta lectura, tu percepción del mundo cambiará para siempre. Estudiamos y trabajamos como si estuviésemos aún trabajando en fábricas, y esta época ya ha pasado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies