Como buenos profesionales debemos encontrar las necesidades de nuestro cliente y solucionarlas de la forma más óptima posible.

 

A veces, los clientes, por desconocimiento en muchos casos, vienen con una idea un poco lejana de la realidad. Ya puede ser en cuanto al coste que tienen nuestros servicios, el tiempo de implementación de un plan, etc.

Educar a los clientes

 

Sin duda, debemos hacer todo lo posible para cumplir con sus especificaciones. Sin embargo, no podemos poner en riesgo el proyecto en si por falta de recursos de algún tipo.

 

Para paliar ese problema debemos educar al cliente. Debemos demostrarle porque nuestros servicios tienen ese precio, porque necesitamos este tiempo de ejecución o entrega, y así poderle ofrecer la calidad que desea en el resultado final de su proyecto. Debemos demostrarle que somos un referente en nuestro sector.

 

Por supuesto, todo este tema no recae única y exclusivamente sobre el cliente. Para tener más facilidades en demostrarle las bondades de nuestro producto, él debe percibir desde el primer instante, una calidad en el trato, calidad en el servicio prestado y en el producto en si.

 

Si cumplimos los puntos del párrafo anterior, el cliente verá que este servicio o producto tiene unas cualidades que van asociadas a cierto precio y por lo tanto, estará más dispuesto a asumirlo. Por supuesto, todo tiene que estar acorde y tener una relación correcta. Si no, la gente empezará a intuir que estamos abusando de ellos. Y aquí entra la ética de cada profesional.

Educar a los clientes

Desgraciadamente, habrá gente que se beneficiará del cliente a costa de su propia ética. Y sabrá vender muy bien su producto a un precio que es mucho más elevado al real.

 

Por suerte, el mercado es quien manda. Y tarde o temprano se terminará descubriendo. Por lo tanto, siempre recomiendo trabajar con ética y al final los clientes lo agradecerán ya que verán que están pagando lo justo y no un precio por encima lo necesario. Por este motivo, debemos ser coherentes con nuestra profesión y dar lo que queremos

Educar a los clientesLos resultados al final son lo que importa. Y se agradece tener una cartera de clientes que pagan por los servicios prestados y no regatean. Pero lo hacen, sabiendo y valorando tu trabajo y sabiendo lo que te comporta obtener esos resultados que obtienen. Y esa es la mejor relación que puedes tener.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies